¿BUSCAS CASA SIN INFONAVIT? NOSOTROS TE AYUDAMOS

 

Hoy en día, especialmente en México, hay muchas maneras de comprar una casa sin necesidad de un crédito Infonavit. En cada etapa de la vida, la idea de tener un hogar propio siempre ronda nuestros pensamientos. Esta meta se vuelve aún más alcanzable cuando contamos con un buen trabajo, somos disciplinados con nuestras finanzas y nuestros ingresos nos permiten considerar un crédito. En tales casos, comprar una casa se convierte en una opción viable y deseable.

Si no eres derechohabiente o no tienes acceso a un crédito Infonavit, no te preocupes. Existen alternativas ingeniosas y prácticas para lograr un financiamiento inmobiliario en excelentes condiciones. En este blog te damos algunas de las opciones más efectivas que pueden ayudarte a cumplir tu sueño de tener una vivienda propia:

 
 
 

 

Opción #1: Instituciones bancarias

Las instituciones pertenecientes al sistema bancario en México se constituyen como una opción bastante fiable y de muchas oportunidades para lograr el acceso a un crédito hipotecario.
La gran mayoría de bancos comerciales ofrecen dentro de sus opciones el acceso a créditos como productos comunes; La diferencia entre ellos es la tasa de interés anual y montos que manejan.
Debes tener en cuenta que al adquirir un crédito por el sistema bancario tendrás compromisos mayores que con una institución gubernamental. Por lo cual, es necesario conocer todos los requisitos presentes para la obtención de un crédito: investiga los plazos de pago, tipo de cuotas, costo total de deuda, comisiones bancarias, tasas de interés, tipos de posibles penalizaciones y seguros que ofrecen en relación al crédito solicitado.
Comúnmente se necesita lograr un historial crediticio positivo, donde tengas ingresos comprobables entre los 15 y 20 mil pesos mensuales, tener un capital inicial para cubrir una parte del crédito, y una antigüedad entre 6 meses y 2 años laboralmente.

 
 

 

Opción #2: Sociedad Hipotecaria Federal

Como banca del gobierno, ésta institución impulsa el desarrollo de los mercados primarios y secundarios, a través de garantías o diversos instrumentos financieros destinados a la construcción, adquisición y mejora de la vivienda.
Es una alternativa bastante viable y útil, pues manejan diversos planes que permiten esquemas de pagos flexibles. Un dato importante a tomar en cuenta es que, en su mayoría, piden como requisito un enganche promedio mínimo del 20% del valor total del inmueble.
Para la aprobación de este tipo de créditos se realiza un análisis completo: esquema de ahorro, demostrar capacidad de pago, garantizar que podrás pagar según tu historial de renta, etc…
Entre las instituciones más reconocidas que brindan estos beneficios están: LI financiera, Patrimonio, Metrofinanciera e ING Hipotecaria.

 
 

 

Opción #3: Empresas de Financiamiento Inmobiliario

Esta opción es ideal para lograr obtener financiamientos por determinados montos que permitan tener posibilidades de compra, realizar tu propia construcción o ejecutar actividades de remodelación en la vivienda.
Como en otras alternativas de financiamiento, se necesitan requisitos como:

  • Ser mayor de edad
  • Tener actualizada la documentación personal
  • Avalúo de la propiedad a comprar
  • Disponer de un capital financiero para el otorgamiento del crédito

Es una buena opción para el segmento de personas que no pueden tener acceso a créditos de tipo gubernamental o de alguna institución financiera para tener un inmueble.

 
 
 

 

Opción #4: SCAP

Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP) son otra de las instituciones que ofrecen créditos hipotecarios. No obstante, funcionan de manera diferente, pues al convertirte en socio y acceder a algún tipo de crédito inmobiliario es necesario tener un monto del porcentaje del crédito ahorrado. Por ejemplo: si requieres un total de $500.000, debes tener mínimo un 10% de ahorro en tu cuenta.
En relación a los plazos de crédito inmobiliario, éstos varían entre 5 y 25 años, y los montos máximos en créditos dependerá de factores como:

 

  • Antigüedad en la SCAP
  • Monto total de ahorro
  • Capacidad de pago
  • Historial crediticio

 

En conclusión, hemos visto que existen varias opciones y formas de adquirir tu próximo hogar sin algún crédito Infonavit. En Casas AMP estamos para escucharte y atender tus necesidades. Es por eso que te invitamos a que platiques con nuestros expertos y conozcas tu nuevo hogar; Viena Santorum A o Marsella son solo algunas de las opciones de vivienda que tenemos para ti. No esperes más y agenda hoy.