¿QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA UN CRÉDITO HIPOTECARIO?

 

Un crédito hipotecario es un préstamo a largo plazo que hace el banco, donde toma la propiedad que quieres comprar y se queda como garantía de pago o “hipotecado” hasta que se concluya el pago total del crédito.
El crédito se debe pagar en un periodo de tiempo definido a través de pagos mensuales, comúnmente el plazo para pagar este tipo de créditos es de entre 10 a 20 años.

 
 
 

 

¿Cómo funciona?

El acreditado debe disponer de una parte del valor de la casa para dar como enganche y el banco presta la diferencia para cubrir el monto total de la casa. Adicional al enganche, el acreditado debe contar con el dinero para pagar otros gastos tales como escrituración (gastos notariales), seguros y comisión por apertura del crédito.

Es una herramienta muy versátil que se puede utilizar para apoyar el financiamiento de muchos proyectos, como:

  • Adquisición: Cuando quieres comprar una vivienda, ésta se queda como garantía y, al liquidar el crédito, la vivienda será tuya.
  • Construcción: Este crédito permite financiar diversos gastos relacionados con la construcción de una vivienda completamente nueva sobre un terreno propio.
  • Preventa: Se usa para la compra de viviendas que están en proceso de construcción en un desarrollo.
  • Remodelación: Permite hacer una mejora o un arreglo a la vivienda que ya es tuya.
  • Sustitución: Cuando ya cuentas con un crédito hipotecario emitido por otro banco y, buscando mejorar tu tasa de interés o reducir el plazo del crédito, buscas que otro banco liquide esa deuda para pagar con mejores condiciones.
  • Liquidez: Es un préstamo que adquieres dejando una vivienda propia como garantía. Esto puede ser para cubrir otras deudas o para tener más recursos disponibles.
 
 

 

¿Quieres comenzar a formar tu patrimonio o hacerlo más grande?

Aquí te dejamos algunas recomendaciones antes de adquirir un crédito hipotecario:

  • Ser derechohabiente del FOVISSSTE o del INFONAVIT.
  • Proyecta tus ingresos, de tal forma que la mensualidad que vayas a pagar no sea superior al 30% de ellos.
  • Cada crédito es diferente, revisa las condiciones específicas del banco donde lo obtendrás. Averigua su tasa de interés, gastos, parcialidades y seguros asociados.
  • Calcula el costo total del crédito, para que puedas conocer la suma que terminarás pagando.

Si estás interesado en conocer las opciones de créditos hipotecarios para adquirir tu vivienda, puedes solicitar una asesoría privada con Casas AMP, dando clic aquí te atenderemos.

¡No esperes más y agenda hoy mismo!